sábado, 22 de septiembre de 2007

Enfoque por tareas

Aquí hay algo de información sobre el enfoque por tareas. Espero le sirva a quien vaya a exponer este tema. :D
Actualmente estamos asistiendo y siendo protagonistas de una intensa reflexión sobre ladidáctica de segundas lenguas, lo que conlleva, afortunadamente desde mi punto devista, una renovación de materiales para estudiantes y profesores en la línea de esasreflexiones. Esto podría parecer obvio, pero la distancia entre la teoría y la práctica aveces ha sido tan ingente que se ha llegado a pensar, o hemos llegado a pensar, queestaba en el nivel de la utopía, y lo que necesitamos los profesores son materiales através de los cuales, primero, podamos observar que nuestros estudiantes obtienenresultados en su aprendizaje y, segundo, haya un análisis teórico detrás que permitaseguir indagando y avanzando en el aprendizaje de segundas lenguas.Desde hace tres décadas se ha hecho familiar entre todos los profesionales el “enfoquecomunicativo” con una definición de objetivos en términos nocio-funcionales. Desdeentonces ha evolucionado y se han incorporado a los contenidos, los procesos decomunicación, lo cual se ha plasmado en diferentes propuestas de diseño del material.En la década de los ochenta se empezó a hablar de “tareas”. ¿Qué es una tarea? ¿Quérelación tiene con el enfoque comunicativo? ¿Qué características tienen los materialesdiseñados como tareas?El objetivo de este artículo es dar respuesta a estas preguntas: vamos a exponer algunosconceptos teóricos que subyacen a la “enseñanza mediante tareas” y ejemplos de diseñode materiales, en concreto, tareas y actividades que pertenecen al último proyecto en elque he participado como coordinadora y redactora, Gente 1, Curso Comunicativo basadoen el Enfoque por Tareas de Ernesto Martín Peris y Neus Sans Baulenas.
El concepto de TAREATarea es, según el diccionario de la RAE (Real Academia Española), un término queprocede del árabe “encargo de alguna obra en cierto tiempo. Cualquier obra o trabajo”.Si todos pensáramos ahora en ejemplos de tareas, sin restringirnos al ámbito de ladidáctica, seguro que podríamos dar más de uno. En el trabajo, se podría encomendar aalguien la tarea de “hacer unas fotocopias” o “unas llamadas urgentes que no puedenesperar”; en casa “preparar el desayuno” o “barrer” son acciones que la mayoría denosotros podría meter bajo “llevar a cabo ciertas tareas del hogar”.En la didáctica de lenguas extranjeras, Long define la tarea en 1985 como:“cualquier actividad realizada por uno mismo o para los demás, libremente o conalgún interés. (...) rellenar un impreso, comprar unos zapatos, hacer una reserva deavión (...) En otras palabras, por “tareas” entendemos todo aquello que solemos haceren nuestra vida cotidiana, en el trabajo, para divertirnos y entre una y otra cosa”.En esta definición se introduce el concepto de acción, los estudiantes tienen que “haceralgo”, el objetivo que tienen que alcanzar en su aprendizaje es rellenar un impreso, etc.Se trata de poder responder a necesidades que se le plantean cotidianamente al© Olga Juan Lázaro www.difusion.com 2estudiante y para las que se supone estará motivado, ya que son las actividades queocupan su tiempo.Nunan, posteriormente (1989), da una definición centrada en la realidad del aula,escenario habitual de interacción entre profesor y estudiantes, y teniendo en cuenta lalengua, herramienta necesaria para ejecutar las tareas arriba propuestas por Long:“una unidad de trabajo en el aula que implique a los aprendices en la comprensión,manipulación, producción o interacción en la L2 mientras su atención se encuentraconcentrada prioritariamente en el significado más que en la forma.”En 1990, Candlin introduce en su definición conceptos que serán bastante relevantespara entender lo que es la tarea. Esos conceptos son el de conocimiento ya existente enlos estudiantes, tanto en el plano lingüístico como en el extralingüístico, y el deactividad generadora de problemas que los estudiantes tienen que ir resolviendo:“actividad interdependiente, social y generadora de problemas que implica laaplicación del conocimiento existente para la consecución de unos objetivos.”Para S. Estaire y J. Zanón (1990) la tarea presenta las siguientes características,haciendo una síntesis a partir de las definiciones de Long, Candlin, Prabhu y Nunan:a) representativa de procesos de comunicación de la vida real,b) identificable como unidad de actividad en el aula,c) dirigida intencionadamente al aprendizaje de lenguas,d) diseñada con un objetivo, estructura y secuencia de trabajo,e) orientada a la consecución de un objetivo de manipulación deinformación/significados.Los autores de esta definición están pensando ya en el diseño de unidades didácticaspara poder trabajar en el aula. En su planteamiento es indisociable el aprendizaje delenguas extranjeras de una reflexión sobre cómo se produce la adquisición deconocimiento lingüístico, lo cual implicará un nuevo planteamiento del papel delalumno (más activo y autónomo, ya que es él el responsable de su aprendizaje) y el delprofesor (como asesores que actúan e intervienen según las necesidades de losestudiantes).Ernesto Martín Peris y Neus Sans Baulenas (1997) hablan de la tarea como el modeloque conjuga dos ejes de aprendizaje: los contenidos necesarios para la comunicación(nociones, funciones y estructuras lingüísticas) y los procesos de comunicación en elaula, generando en el aula actividades comunicativas. Más extensamente la definen en elLibro del profesor (1998) de Gente:“Los diversos autores que han tratado el tema de las tareas coinciden en señalar sucarácter de actuación lingüística insertada en un contexto de uso que viene dado por larealidad del aula, comparable a las actividades lingüísticas que de forma naturaltienen lugar fuera del aula y estructurada pedagógicamente de acuerdo con la realidadde los respectivos grupos de aprendizaje.”Estas son algunas definiciones sobre el concepto de tareas, si pasamos al planopráctico, las tareas se plantearían en el aula como productos que los estudiantes tendrían que elaborar.
Bibliografía

Juan Lázaro, O. (1999): «La enseñanza mediante tareas», A cien años del 98, lengua
española, literatura y traducción, Actas del XXXIII Congreso Internacional de la
Asociación Europea de Profesores de Español, Soria.

2 comentarios:

profesor reyes dijo...

Gracias por tu información, Alma. Es buena, va al grano, da una visión de encuadre teórico fundamental (las consecuencias en el rol profesor-estudiante, la adquisición ligada a la acción del estudiante, etc).
Sería interesante completar ese marco con otras cuestiones (cómo se fijan los objetivos del curso, cómo se fijan los contenidos, etc..).
Si no entendí mal, ese enfoque lo van a exponer Janeth y Alaeé. Cualquier cosa, cuenten con mi ayuda.

Janeth dijo...

Gracias por la información Alma, y claro, profesor, trataremos de incluir en la exposición material sobre los puntos que usted ha incluido.

Janeth